Hola, mi nombre es Ángel, tengo 54 años y amo la biología. Y porque amo la biología, amo la vida desde su concepción hasta el último de sus días. 

Soy el fundador de VidaCord, el primer banco privado de células madre de sangre de cordón umbilical autorizado en España, el país con los mayores estándares de calidad y rigor a nivel mundial en el tratamiento de células, órganos y tejidos. 

Nuestra misión en Vidacord es preservar durante muchos años, con toda su biofuncionalidad, las células de la sangre del cordón umbilical de las familias que han confiado en nosotros la sangre de sus hijos. 

Fruto del conocimiento que mi equipo y yo hemos atesorado en VidaCord sobre cómo conservar durante muchos años las células con toda su vitalidad, he decidido emprender y hacer realidad con rigor otro sueño de juventud. Así nace Carmenta, una empresa que ofrece una línea tópica y otra oral de productos verdaderamente vanguardistas y originales en los que hemos aplicado toda la visión Y el conocimiento que hemos adquirido durante estos años trabajando con células para conseguir así resultados sin precedentes de hidratacion, suavidad, luminosidad, textura y absorción en la línea tópica y de vigor, energia y vitalidad, en la línea oral.

Y todo ello de una forma natural eficaz y segura, apoyándonos en altas concentraciones de principios activos innovadores y formulaciones que no contienen alérgenos, parabenos, alcoholes, siliconas ni parafinas. 

En definitiva, los productos de Carmenta permiten un cuidado personal con un resultado jamás logrado hasta el momento en el mundo de la cosmética y la medicina natural de una forma eficaz y segura. 

Fieles a los valores de honestidad, que hemos recibido en familia, podemos decirte que con los productos de Carmenta, no hemos conseguido detener el envejecimiento, como logramos hacer con las células en VidaCord, pero hemos conseguido ralentizarlo como nunca jamás se ha conseguido. Confía en nosotros, confía en Carmenta y vive en coherencia, como estás viendo en el vídeo, con una filosofía de vida.

“¡Vive Carmenta y siéntete joven viviendo con pasión!"