¿Qué relación hay entre la perimenopausia y las dolencias de la tiroides?

¿Qué relación hay entre la perimenopausia y las dolencias de la tiroides?

La perimenopausia es el camino natural hacia la menopausia. Es la etapa que se inicia cuando el cuerpo de la mujer deja de fabricar la misma cantidad de hormonas femeninas -estrógenos y progesterona- y se producen las primeras alteraciones en el ciclo menstrual. Puede durar unos cuantos meses o varios años y se da por concluida cuando los ovarios dejan de liberar óvulos y la mujer permanece 12 meses sin la menstruación.

Este proceso suele venir acompañado de síntomas variados como bochornos, sofocos, incontinencia urinaria, despertares nocturnos, ausencia de libido, ansiedad, irritabilidad, falta de concentración, pérdida de masa ósea o tendencia a la obesidad.

La disminución de las hormonas femeninas afecta a la glándula tiroidea y, por extensión, al metabolismo en general. Ya de por sí, las dolencias de la tiroides tienen mayor prevalencia sobre las mujeres y esto se acentúa en las edades propias de la perimenopausia y la menopausia. De hecho, en muchas ocasiones, los síntomas pueden llegar a confundirse, por eso es fundamental contar con el diagnostico de un especialista que indicará cuál es el tratamiento adecuado.

En cualquier caso, existen una serie de recomendaciones que podéis seguir para favorecer una transición más saludable hacia la menopausia y que, como beneficio añadido, ayudarán también a aquellas que padezcan una dolencia tiroidea.

Practicar ejercicio de forma regular, seguir la dieta mediterránea y complementar las carencias nutricionales con un suplemento específico, son aspectos fundamentales. Los suplementos nutricionales, como el Recuperador Biológico Perimenopausia de Carmenta, han sido desarrollados para reducir los síntomas físicos y emocionales que pueden aparecer durante la perimenopausia y, además,  tienen una acción positiva sobre las señales más habituales del hipotiroidismo e hipertiroidismo.

Está formulado a base de extractos naturales, -elegidos cuidadosamente por sus efectos sobre el sistema hormonal femenino -como el sauzgatillo, que equilibra el sistema hormonal femenino y tranquiliza y facilita el sueño, el dioscórea villosa, que compensa el déficit de estrógenos o la salvia, que atenúa los sofocos, la irritabilidad, los cambios de humor o la falta de libido.

Llevando una vida saludable o tomando suplementos nutricionales, no os libraréis de la perimenopausia ni de la menopausia -porque forman parte del ciclo vital femenino- pero podréis minimizar sus efectos negativos, mantener vuestro ritmo de vida y sentiros bien en vuestra piel.

Todos los comentarios