Alimenta tus músculos tras el ejercicio y acelera su recuperación

Alimenta tus músculos tras el ejercicio y acelera su recuperación

Al terminar un entrenamiento intenso en deportes de fondo como el ciclismo, el running o el triatlón o en otros más explosivos como el crossfit o las diferentes disciplinas de combate, nuestras fibras musculares están deterioradas, sus reservas de glucógeno se han consumido y la proteína que las compone, comienza a disolverse.

El lado positivo de esta situación es que las fibras están especialmente receptivas y deseando recibir nutrientes adecuados para evitar la pérdida de tejido muscular y comenzar a reponerse. Sin embargo, es necesario actuar rápidamente, porque este estado conocido como “ventana anabólica” tan solo dura unos 45 minutos tras el ejercicio y es un momento crítico para la correcta recuperación y el desarrollo de la masa muscular.

Con el objetivo de superar este estado carencial, los músculos necesitan hidratos de carbono para reestablecer los depósitos de glucógeno, proteínas para reparar los tejidos, sales minerales para recobrar el equilibrio electrolítico y vitaminas y antioxidantes para reducir la oxidación producida por los radicales libres generados durante el ejercicio.

Una de las formas más rápidas y sencillas de aportar todos estos nutrientes a nuestro cuerpo es mediante la toma de recuperadores musculares. Se trata de complementos nutricionales que potencian el proceso de la recuperación muscular. Están especialmente indicados los recuperadores biológicos -como el de Esfuerzo Deportivo Recovery + Hidratación de Carmenta-ya que todos sus ingredientes son de origen es 100% natural.

Su uso está recomendado tras la práctica de ejercicio de alta intensidad. No es necesario tomarlo después de cada entrenamiento, pero su ingesta tras las sesiones más extenuantes ayudará a evitar las lesiones causadas por el agotamiento.

Los recuperadores biológicos suelen estar presentados en formato polvo y disponen de sabores variados. Su preparación es tan sencilla como diluir una dosis en agua, mezclarlo todo bien y tomarlo.

Para que el organismo pueda absorber todos los elementos aportados por estos recuperadores, es fundamental que la toma se realice inmediatamente después ejercicio, así nos aseguraremos de alimentar nuestros músculos con los nutrientes adecuados y en el momento en que más lo necesitan.

Todos los comentarios